producto congelado

 

¿POR QUÉ CONGELADO?

Hay mucha controversia en el mundo del congelado, en España, a diferencia de las mayoría de pases europeos, se asocia el producto congelado a productos de menor calidad. Esta percepción está cambiando con el tiempo y cada vez somos más los que consumimos alimentos congelados sabiendo que estos mantienen la misma calidad o incluso mayor que los alimentos frescos.

El mayor tiempo de conservación hace que los productos congelados sean una opción ideal para hogares unifamiliares, ya que pueden utilizarse sólo las porciones necesarias quedando el resto de producto en el congelador sin echarse a perder. En el caso de hogares con varios miembros en la familia, permite tener siempre producto a su disposición para toda la familia.

Os vamos a dar unas cuantas razones y ventajas de por qué consumir producto congelado:

Conserva los nutrientes, detiene el proceso natural de degradación y evita el crecimiento de bacterias. La congelación de los alimentos se ha convertido en la técnica de conservación más usada y efectiva.

La congelación nos permite disponer de los alimentos en cualquier momento del año, aunque no sea temporada. Permite adquirir la materia prima en el momento óptimo, ya sea económico o de maduración, y poder disfrutarlo en otro momento en el que crezca la demanda y disminuya la oferta.

Además, actualmente la globalización nos permite consumir productos de todo el mundo, gracias a la congelación el producto adquiere la suficiente vida útil para permitir que el producto llegue en buen estado y sí que la seguridad alimentaria se vea comprometida.

Los alimentos congelados son fáciles de almacenar y permiten descongelar sólo las porciones que vayan a consumirse. Así, el uso de productos congelados puede ayudar a reducir el enorme volumen de desperdicio de alimentos, hasta en un 47% por hogar respecto a aquellos que solamente emplean producto fresco.

CALIDAD DE LOS ALIMENTOS CONGELADOS

frozen productSi se ha mantenido la cadena de frío, los productos congelados mantienen al descongelarlos todas sus cualidades en cuanto a color, sabor, apariencia, textura, etc. Además, el valor nutricional de los productos se mantiene intacto.

Es importante que el proceso de congelación se haga de forma rápida y a bajas temperaturas (-40ºC) proceso que se consigue de manera industrial. Los congeladores domésticos no consiguen llegar a tan baja temperatura y el proceso es más lento, es por ello que siempre es una mejor opción comprar el producto ultracongelado y utilizar nuestro congelador sólo para conservar el producto hasta su consumo.

Tan importante es el proceso de congelación como el de descongelación, que debe hacerse subiendo poco a poco la temperatura, durante 24 horas en refrigeración. De esta forma obtenemos el producto con las mismas características organolépticas que el producto original, sin que se vea alterada su apariencia y textura.

En cuanto a la vida útil de los alimentos, por ejemplo, la carne picada en fresco tiene por ley una vida útil de 24 horas, para alargar su caducidad se suelen emplear ingredientes como la sal y otros aditivos conservantes y antioxidantes para conseguir alargar su vida útil a semanas.

Otra forma de conseguir una mayor vida útil sin necesidad de emplear aditivos es mediante la congelación. La carne se ultracongela rápidamente tras ser picada y moldeada para así frenar el crecimiento de microorganismos patógenos y alterantes. De esta forma conseguimos conservar la máxima calidad durante meses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies